Horario

Lunes - Viernes
9:00 - 20:00

PEDIR CITA

TE LLAMAMOS
tennis-tennis-player-water-strings-tennis-equipment-and-supplies-tennis-racket-accessory-1540069-pxhere.com_

Cómo curar el codo de tenista

El codo de tenista, también conocido como epicondilitis, es una inflamación de los tendones laterales del codo. Esta lesión no solo afecta a personas que juegan al tenis, sino que puede darse en cualquiera que realice movimientos repetitivos de torsión de brazo, codo y muñeca.

Cuáles son las causas del codo de tenista, cómo reconocerlo y cuáles sus tratamientos

¿Qué causa el epicondilitis o codo del tenista?

La epicondilitis se da por el uso excesivo e intenso del codo. Realizar movimientos repetitivos puede provocar una inflamación de los tendones que unen los músculos del antebrazo y la parte externa del codo, lo que causa un dolor intenso y agudo.

Estos músculos son los que se encargan del movimiento de la muñeca, razón por la cual afecta especialmente a las personas que practican deportes de raqueta. Al golpear la pelota se realiza una serie de movimientos que, repetidos con frecuencia y a una alta intensidad, pueden terminar debilitando la musculatura y provocando desgarros en los tendones.

No obstante, esta lesión no solo afecta a personas que juegan al tenis o practican deportes de raqueta, sino que otras personas pueden sufrirla si su trabajo u ocupación les obliga a repetir ciertos gestos con herramientas de jardinería o instrumentos pesados.

¿Cuáles son los síntomas de la epicondilitis?

La inflamación de los tendones no provoca hinchazón superficial, lo que hace que esta lesión sea imposible de detectar a simple vista. No obstante, si se siente un dolor agudo y punzante en la zona del codo, este puede ser el primer indicativo de que se sufre epicondilitis. En realidad, este dolor se puede extender por todo el antebrazo e incluso llegar a la mano al realizar ciertos gestos.

Para que esta lesión desaparezca y no deje secuelas a medio plazo es importante tratarla antes de que se convierta en crónica, ya que entonces pueden prevalecer dolores al sujetar objetos y realizar acciones cotidianas.

Cabe mencionar que la epicondilitis afecta sobre todo a personas de entre 30 y 50 años y que se puede tratar con estiramientos específicos para esta dolencia.

Los ejercicios y estiramientos específicos para la lesión del codo de tenista, es uno de los tratamientos más efectivos.

¿Cómo se puede prevenir?

Lo más importante para prevenir el codo de tenista es fortalecer la musculatura de las muñecas y de los brazos para que soporten de mejor manera los movimientos a los que la sometemos. Un calentamiento adecuado también es clave para evitar la lesión.

Así, con una serie de ejercicios específicos para la epicondilitis se puede fortalecer, movilizar, flexibilizar y estirar las articulaciones y músculos del cojo, antebrazo, muñeca y dedos de la mano, algo esencial para prevenir el codo de tenista. Realizando estos ejercicios y estiramientos a diario la recuperación de la lesión es más rápida y se previene su reaparición.

Lo más importante es que tanto el proceso de recuperación como de prevención de lesión lo supervise un fisioterapeuta especializado en lesiones deportivas para lograr los mejores resultado y evitar recaídas.

¿Qué tratamientos son aconsejables?

La recuperación de una epicondilitis se puede realizar en unas semanas siempre y cuando se siga un tratamiento específico para esta lesión:

  • El primer paso del tratamiento es, naturalmente, eliminar las actividades que provocan el dolor y que implican a los músculos relacionados con la lesión.
  • El dolor se puede aliviar aplicando hielo varias veces al día durante 15 minutos.
  • Para que la recuperación sea rápida se debe ser constante con los ejercicios y los estiramientos específicos.
  • También es recomendable cambiar el equipamiento que nos ha llevado a tener ese dolor por uno que se adapte a nuestras necesidades.
  • Si el dolor no desaparece con analgésicos, lo normal es que el médico te derive al fisioterapeuta para tratar la dolencia.

La mejor forma de recuperarse de una epicondilitis es seguir un tratamiento específico diseñado por un fisioterapeuta para tratar la dolencia y fortalecer los músculos implicados, ya que así la recuperación se produce de una forma más tangible y rápida.

El proceso de rehabilitación del codo de tenista busca fortalecer la musculatura del codo y cambiar hábitos posturales y de movimiento para evitar la reaparición de la lesión. Normalmente, la epicondilitis no requiere de tratamiento quirúrgico, pero si el dolor persiste puede llegar a ser necesaria.

Comparte

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email