Horario

Lunes - Viernes
9:00 - 20:00

PEDIR CITA

TE LLAMAMOS
b-baby-blur-895515

¿Cómo evitar el cólico del lactante?

Es habitual que los bebés tengan episodios de llanto intenso y prolongado en los primeros meses de vida debido a los conocidos como cólicos del lactante. No obstante, cuando se producen no sabemos exactamente qué son ni qué podemos hacer para ayudar a nuestro pequeño. Hoy vamos a repasar precisamente qué son los cólicos del lactante y cómo podemos aliviarlos.

Cuáles son las causas del cólico del lactante y cómo tratarlas

¿Qué es el cólico del lactante?

Se conoce como cólico del lactante el llanto intenso y prolongado del bebé durante la tarde y/o la noche. Para ser considerado como tal, el llanto tiene que durar al menos 3 horas en total y producirse por lo menos 3 veces a la semana a lo largo de 3 semanas consecutivas.

Habitualmente, el cólico del lactante se produce porque el estómago del bebé aún no está del todo desarrollado y tiende a acumular gases debido a que su funcionamiento todavía no es completo. De hecho, hay médicos que creen que la causa de los cólicos del lactante es la intolerancia a la proteína de la leche de vaca para los bebés que son alimentados con biberón. En cuanto a los bebés alimentados con leche materna, se cree que puede ser debido a la dieta de la mamá.

Aunque los cólicos del lactante se den en la mitad de los bebés menores de 4 meses, es necesario aclarar que no siempre son la causa del llanto en un recién nacido, por lo que es importante acudir al médico si el pequeño experimenta este tipo de episodios para poder obtener un diagnóstico preciso.

¿Le puede pasar algo al bebé?

Puedes estar tranquilo/a. El cólico del lactante es un proceso benigno que suele desaparecer a los pocos meses o incluso semanas si se acude a tratamiento fisioterapéutico. Pese a que los episodios de llanto se pueden hacer largos y difíciles de sobrellevar, no es un problema especialmente preocupante ni que se extienda demasiado en el tiempo.

Eso sí, como hemos comentado antes, el llanto puede deberse a otros problemas, como reflujo o estreñimiento. El principal consejo que podemos darte es que acudas al pediatra y, si se trata de uno de estos problemas, que te oriente para saber cómo actuar en estos casos.

En caso de que los llantos sí que estén provocados por el cólico del lactante, es importante que sepas que normalmente este problema no está asociado a ninguna enfermedad y lo más probable es que desaparezca al poco tiempo antes de que el bebé cumpla los cuatro meses.

Los cólicos del lactante son normales hasta el cuarto mes de vida.

¿Qué puedo hacer?

Si percibes que tu bebé está sufriendo estos episodios de llanto, lo primero que debes hacer es mantener la calma. Tu estado de nervios puede crearle todavía más inquietud al pequeño, por lo que es importante calmarse y transmitirle paz.

Después, hay que determinar la causa del llanto. Como hemos comentado antes, las causas pueden ser muy diversas, así que intenta comprobar si sus necesidades básicas están cubiertas antes de acudir al médico. Si el llanto no cesa y no sabes a qué puede deberse, visita al pediatra.

Tratamiento de fisioterapia pediátrica

El cólico del lactante se puede aliviar a través de un tratamiento de fisioterapia pediátrica que consiste en realizar masajes y técnicas manuales sobre el vientre del bebé para favorecer la expulsión de gases.

Complementariamente, se recomienda pasear al bebé en brazos o en el cochecito para relajarse, hacerle masajes abdominales o ponerlo en la conocida posición ‘anti cólicos’, es decir, boca abajo en los brazos de los papás.

Recuerda, los cólicos del lactante son benignos y desaparecen pronto, pero si quieres aliviarlos cuanto antes y que tanto el bebé como vosotros podáis descansar, la fisioterapia pediátrica os puede ayudar.

Comparte

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email