Horario

Lunes - Viernes
9:00 - 20:00

PEDIR CITA

TE LLAMAMOS

Cura de los dolores de crecimiento en niños de Granada

Tratamiento para aliviar los dolores en niños y adolescentes

Durante el crecimiento de los niños y los adolescentes pueden surgir algunos problemas. La fisioterapia ayuda a eliminarlos y garantizar un crecimiento y un desarrollo adecuados, algo esencial para el bienestar de la persona.

La fisioterapia para adolescentes corrige molestias propias del crecimiento y favorece un paso a la adultez más saludable

Solicita tu cita

Los dolores del crecimiento son un fenómeno natural. Es muy importante mantener la calma ante estas situaciones.

¿Es normal que mi hijo sienta molestias durante su crecimiento?

Las molestias durante el crecimiento es algo muy natural. No todos los niños las experimentan por igual, ya que hay varios factores que influyen, como el ritmo de crecimiento.

Estos dolores son habituales entre los 3 y los 12 años, por lo que no nos deben preocupar de más. No obstante, si son intensos o muy persistentes la fisioterapia puede ayudar a reducirlos y a que no afecten al crecimiento del niño.

Lo más habitual es que los niños sientan molestias por el crecimiento en los muslos, las pantorrillas o la parte trasera de las rodillas. Al tratarse de dolores musculares, estos pueden aliviarse con masajes, aplicando calor o con estiramientos.

¿Es cierto que el peso de la mochila puede dañar la espalda de mi hijo?

Es importante ser conscientes de que la columna vertebral cuenta con una serie de curvaturas, y al cargar una mochila cambiamos la postura y adaptamos la forma de nuestra columna de manera que se termina cargando, especialmente la zona lumbar.

Si el peso de la mochila es mayor al 10% o el 15% del peso del niño sí puede provocar molestias en la espalda por el sobreesfuerzo que tiene que realizar para soportar el peso. De hecho, el sobrepeso de las mochilas es una de las principales causas de la escoliosis en niños y adolescentes.

La escoliosis es una desviación de la columna vertebral a través de la cual las vértebras cambiar de posición para adaptarse al eje de la columna cuando se carga demasiado peso. Esto provoca curvas asimétricas, es decir, demasiado pronunciadas, lo cual deriva en dolores de espalda y desnivel de los hombros.

Además del sobrepeso de las mochilas hay otros factores que provocan la escoliosis, como malos hábitos de postura, no realizar ejercicio físico o un colchón que no se adapte a la columna.

¿Cuándo debería solicitar una consulta con una fisioterapia para niños?

Si tu hijo/hija tiene dolores muy persistentes e intensos en brazos y piernas o llega a tener inflamación, lo mejor es acudir al fisioterapeuta para evaluar el alcance del problema y detectar su origen. Una vez hecho esto, es muy importante diseñar un tratamiento personalizado que se adapte a las características de cada niño y de su casuística particular.

En este sentido, acudir de forma periódica al fisioterapeuta garantizará un correcto control del crecimiento del niño.

Tratamientos relacionados

Preguntas frecuentes

El cuerpo de los niños crece constantemente, pero no a un ritmo regular ni de manera homogénea. Es habitual que al estirarse las fibras se puedan producir dolores o molestias, especialmente de noche, aunque terminan desapareciendo por la mañana.

Los dolores de crecimiento, como cualquier dolor muscular, se pueden aliviar mediante masajes, aplicando calor o a través de estiramientos. Aunque si estos persisten y son intensos, es recomendable acudir al fisioterapeuta.

Lo más recomendable es que el peso de la mochila no sea superior al 15% del peso del niño y que este esté bien repartido para que no cargue más un lado.

La principal consecuencia de cargar con demasiado peso, especialmente en el caso de los niños, es que podemos estar obligando a su cuerpo a adoptar posturas menos naturales para compensar, lo que puede terminar provocando lesiones o problemas más importantes como la escoliosis infantil.

Hay que tener en cuenta que en el caso de la escoliosis, cuanto antes se trate mejor serán los resultados. El tratamiento más eficiente para esta dolencia son las técnicas de pilates y la fisioterapia.

La fisioterapia se puede aplicar en cualquier etapa de la vida. Si el niño tiene una dolencia que hay que tratar, la fisioterapia puede ayudarle a aliviarla y a prevenir su reaparición y la de otros problemas relacionados.

La fisioterapia no solamente sirve para tratar dolencias o aliviar ciertas molestias, sino que también puede servir para mejorar el rendimiento de los músculos que se utilizan para practicar determinados deportes.

La pronta detección y tratamiento de las dolencias y las disfunciones físicas contribuyen a una mejor recuperación, pero nunca es tarde para averiguar el origen del problema y diseñar un tratamiento adaptado para eliminarlo.

Por supuesto. Existen técnicas de fisioterapia y pilates que ayudan a mejorar los problemas de postura corporal de los niños para lograr un crecimiento más saludable.

La fisioterapia infantil rata anomalías de diferentes orígenes: neurológico, muscular, respiratorio, genético… En este aspecto, un correcto tratamiento no solo ayuda a eliminar estos problemas, sino que contribuye a prevenirlos para mejorar el bienestar del niño.