Horario

Lunes - Viernes
9:00 - 20:00

PEDIR CITA

TE LLAMAMOS

Fisioterapia en el embarazo en Granada

Bienestar en todas las fases del embarazo

El embarazo es una etapa muy bonita de la vida de una mujer, pero también puede traer consigo molestias que causen preocupación en las futuras mamás. Para que el período de gestación sea sano tanto para el bebé como para la madre es importante llevar un correcto cuidado de la salud en cada una de las etapas.

Un seguimiento regular de tu embarazo permite tratar y prevenir problemas en tu salud

Existen especialidades de fisioterapia dedicadas especialmente al cuidado y rehabilitación de dolencias o disfunciones en las embarazadas.

Solicita tu cita

La salud de la mujer antes y después del embarazo

Ser madre es una de las experiencias más bonitas que puede vivir una mujer. Sin embargo, la etapa del embarazo suele ser un período de incertidumbre y las mamás suelen tener muchas dudas sobre todos lo cambios que experimenta su cuerpo. 

En muchas ocasiones, las futuras mamás sufren ciertas molestias que las llenan de preguntas y de preocupaciones, pero no acuden a ningún especialista pensando que es una parte más del embarazo. En este sentido, es importante entender que las dolencias son tratables y se pueden aliviar llevando un correcto seguimiento y actuando cuando surgen. 

Para que la gestación pueda desarrollarse de la manera más sana posible para la madre y para el bebé, es importante acudir al médico y al fisioterapeuta para comunicarle posibles dolencias o disfunciones y que estas puedan ser tratadas para que no se conviertan en un problema durante una etapa tan importante.

La fisioterapia obstétrica ayuda a tratar los pequeños problemas que puedan surgir durante el embarazo para que la futura mamá pueda vivir el período de gestación con tranquilidad y con el mayor bienestar posible. Por otro lado, también existen la fisioterapia para el tratamiento puerperio (posparto) y la fisioterapia uroginecológica, que trata las dolencias de las mujeres.

¿Qué tratan la fisioterapia obstétrica y la fisioterapia uroginecológica?

  1. Seguimiento del embarazo. Evaluar la evolución de la gestación permite encontrar posibles disfunciones y tratarlas para evitar que se conviertan en problemas más severos y comprometan el bienestar de la mamá y del bebé. 
  2. Fisioterapia para la recuperación tras cesárea. La fisioterapia puede ayudarte a que la cicatriz del procedimiento sea casi invisible y no cause molestias. 
  3. Fisioterapia para la recuperación de la figura tras el parto. Tu fisioterapeuta especializado analizará el estado de tu útero, del abdomen y de tu cuerpo en general y diseñará un plan de ejercicios para que tu cuerpo vuelva a su estado anterior al embarazo. 
  4. Fisioterapia para la solucionar problemas uroginecológicos. Estos pueden ser dolores causados por las cicatrices, adherencias, problemas en las relaciones sexuales, etc. En definitiva, problemas que afectan al bienestar de la mamá.

Fisioterapia uroginecólogica, obstétrica y puerperio

En general, la fisioterapia se encarga de mejorar la salud física de las personas tratando sus dolencias y evitando que vuelvan a aparecer. En este caso, existe una rama de la fisioterapia que ayuda a las madres durante el embarazo y también después de que nazca el bebé. 

A través de tratamientos personalizados para cada mujer, la fisioterapia obstétrica ayuda a solucionar los problemas físicos que pueda padecer la paciente en cada etapa de la gestación. Por su parte, el tratamiento puerperio resuelve las dolencias de después del parto y la uroginecología trata otras dolencias de las mujeres. 

La fisioterapia no solo te ayuda a tratar los problemas físicos a través de planes de ejercicios específicos, sino que también te ayuda a conocer tu cuerpo y a comprender los cambios que se producen en él durante el embarazo. Confía en tu fisioterapeuta para que te acompañe en esta etapa tan bonita pero llena de dudas a la vez. Un buen seguimiento y el tratamiento de los problemas que puedan surgir es esencial para la buena salud de la madre y del bebé.

Preguntas frecuentes

El objetivo de combinar la fisioterapia obstétrica y uroginecológica es tratar y prevenir problemas ginecológicos de la mujer durante la gestación y asegurar el correcto funcionamiento de sus funciones vitales.

Lo habitual es hacerlo entre el sexto y el séptimo mes, aunque hay madres que prefieren comenzar antes.

Las disciplinas de la fisioterapia especializadas en el embarazo ayudan a aliviar dolencias que, sin el tratamiento adecuado, pueden convertirse en lesiones más importantes.

El ejercicio físico es recomendable siempre porque ayuda a fortalecer la musculatura y mantener unos niveles óptimos de energía. No obstante, durante el embarazo es importante saber cuáles son los ejercicios más recomendables gracias al seguimiento de un fisioterapeuta especializado.

La fisioterapia obstétrica se basa en la evaluación del estado de la mujer durante el embarazo y en el diseño de planes específicos de ejercicios para mejorar su bienestar y aliviar posibles dolencias.

El tratamiento puerperio se encarga de tratar todos los problemas físicos que pueda padecer la mamá después del parto.